Alerta máxima! Cómo el desorden está arruinando tu estilo de vida

Alerta máxima! Cómo el desorden está arruinando tu estilo de vida

¿Hay una pila de cosas sin tocar en tu dormitorio? Si es así, estás sufriendo los efectos del desorden. El desorden puede ser tan perjudicial como el tabaquismo para nuestra salud y nuestro bienestar. Los estudios han demostrado que el desorden puede provocar desde problemas cognitivos y de atención hasta depresión y ansiedad. El desorden no solo es perjudicial para nuestra salud mental, sino que también afecta nuestros hábitos y nuestro estilo de vida.

Es posible que el desorden te esté robando tiempo valioso en tu día a día. Mucha gente no se da cuenta de lo abrumadora y dañina que puede ser la acumulación del desorden. Revisar una montaña de papeles, buscar las cosas que necesitamos o simplemente tratar de recordar dónde está cierta cosa puede llevar mucho tiempo, y puede resultar en estrés cuando estamos presionados por el tiempo. Esto hace que los cursos de acción se retrasen y que no se cumplan plazos importantes.

El desorden y el estrés

Las causas del estrés pueden variar de una persona a otra. Algunas personas pueden sentirse abrumadas cuando su casa está desordenada y la desorganización infringe en su vida corporativa. El desorden puede ser especialmente estresante pues te roba tiempo desordenando tu vida. Además, el desorden también podría estar poniéndote en un círculo vicioso donde estás constantemente luchando en contra del agobio para intentar superarlo.

El desorden y la ansiedad

Las personas en constante lucha contra los montones de papeles desorganizados, vecinos, hijos, horarios, y eventos, tienden a experimentar un sentimiento de frustración y ansiedad. A veces, esa misma condición puede confundirse con TOC, Trastorno Obsesivo Compulsivo. El estructurar una rutina o un sistema específico puede ayudarte a sentirte mejor y evitar sobrecargar tu vida con estrés y ansiedad.

Cómo el desorden puede estar robando tu productividad

Mantener una situación desordenada puede hacerte perder tiempo valioso. En lugar de hacer algo productivo, puedes ganar un poco de tiempo en busca de cosas y tratando de recordar dónde las guardaste. El desorden también puede resultar en distractores que dificultan el mantenerte concentrado en la tarea que tienes que cumplir.

Nuestras relaciones familiares y con amigos

El desorden no solamente afecta nuestra productividad y nuestra salud emocional, sino que también puede tener un impacto en nuestras relaciones familiares y con amigos. Aquellos que llevan años luchando contra el desorden, saben cómo el tener invitados a menudo puede aumentar los niveles de estrés. El desenterrar alfombras, ocultar los desórdenes, y dependiendo cada vez más de las compras en línea para evitar la acumulación de desorden.

Tips para eliminar el desorden de tu vida

  • Empieza con pequeños proyectos: Es fácil sentirse abrumado si desde el principio planeas ordenar toda tu casa. En lugar de eso, comienza con pequeños proyectos. Elige un lugar específico de la habitación y trabaja en organizarlo. Una vez que hayas terminado con ese espacio, trabaja en otra área.
  • Haz limpieza regularmente: Un poco de tiempo regularmente destinado a la limpieza te ayudará a mantener el desorden bajo control. Cada semana, escoge un área de la casa para limpiar. Ofrece un refresco a tu pareja o a tus hijos si te ayudan. El tiempo invertido en la limpieza cambiará completamente el aspecto de tu casa, ahorrándote tiempo y estrés en el largo plazo.
  • Crea un sistema de almacenamiento: Encuentra contenedores para guardar tus cosas. Afina un sistema donde sepas exactamente en dónde están las cosas y dónde guardarlas cuando termines de usarlas. Estar organizado te ahorrará estrés, tiempo y energía.
  • Desarrolla una tabla de actividades: Una tabla de actividades te ayudará a tener un control mejor sobre tu vida. En ella puedes recordar tus citas, actividades pendientes, plazos y tareas que deberás realizar en fechas específicas. Esto te ayudará a sentirte mucho más organizado y relajado.
  • Adopta una mentalidad minimalista: Una mentalidad minimalista significa tener menos cosas. En lugar de comprar algo nuevo, antes de comprarlo pregúntate si realmente lo necesitas y si será útil a largo plazo.

Estas son solo algunas ideas, adoptar una actitud anti-desorden dependerá de tu circunstancia personal. Tomate el tiempo necesario para descubrir qué es lo que necesitas y quiere para tu casa. Al hacerlo, comenzarás a descubrir los beneficios de una vida libre de estrés y desorden.